Recomendaciones

Queridos todos, mucho les agradeceré que en sus participaciones identifiquen el equipo al cual pertenecen y que además agreguen una foto en su perfil, para que yo pueda identificarlos personalmente.

Saludos a todos, sigan enriqueciendo este espacio con su participación y nos vemos mañana en clase.

Anuncios
10 comentarios
  1. Maria del Rocio Pineda López dijo:

    Buenas Noches profesor: le escribo en esta sección porque no tengo otro medio para comunicarle que por causa de enfermedad no podre asistir a sus clases, tengo varicela y me es imposible presentarme, razón por la cual pido su comprensión y apoyo, yo tratare de hacer las actividades que valla dejando y que valla publicando con ayuda de mis compañeras de equipo, al regresar le entregare mi justificante y espero reincorporarme antes del examen espero no haya ningún problema y yo le aseguro hacer lo mayor posible para no atrasarme tanto, estoy al pendiente y muchas gracias

  2. mirytagonzalezchavez dijo:

    Hola por favor alguien podría ayudarme? No he podido subir comentarios ni una vez, me podrían indicar bien los pasos para poder hacerlo de forma correcta? Muchas Gracias

  3. Ligia Ramírez dijo:

    Más allá del Consenso de Washingnton

    *Gárces Olguin Natalia
    *Martínez Soto Mayda
    *Ramírez Almanza Ligia

    Se entiende como Conseso de Washington a una serie de reformas políticas y económicas consideradas por los organismos internacionales económicos más importantes como la mejor opción para el desarrollo económico de los países de América Latina.
    John Williamson fue el autor de dichas reformas, enlistadas en once puntos para que los países Latinoamericanos aplicaran el programa y tener un desarrollo económico favorable; 1. Disciplina presupuestaria ,los presupuestos públicos no pueden tener déficit 2. Reordenamiento de las prioridades del gasto público 3. Reforma Impositiva, 4. Liberalización financiera, especialmente de los tipos de interés 5. Un tipo de cambio de la moneda competitivo 6. Liberalización del comercio internacional, disminución de barreras aduaneras 7. Eliminación de las barreras a las inversiones extranjeras directas 8. Privatización, 9. Desregulación de los mercados 10. Protección de la propiedad privada y por último 11. Privatización de la Educación Pública y la Salud Pública
    A lo largo de la lectura podemos observar que el autor examina los diferentes puntos del Consenso de Washinton y concluye que éste no es apto para que los países Latinoamericanos lo apliquen a sus economías, ya que cada uno tiene diferentes formas de producción y sus características los hacen diferentes.
    El autor nos menciona que la administración de la políticas macroeconómicas anticíclicas no es una tarea fácil, ya que la globalización impone límites objetivos a la política macroeconómica nacional y la solución que el autor plantea a esta situación es que que la cooperación internacional en la esfera macroeconómica sea diseñada con el objetivo preciso de superar estas limitaciones. Pero estas estrategias han fracasado ya que aparte de su incapacidad para garantizar condiciones macroeconómicas adecuadas, las reformas de mercado no han logrado generar un crecimiento rápido ponen énfasis en las deficiencias institucionales y en el carácter incompleto del proceso de liberalización.
    Debido a esto no hay razones para pensar que existe una asociación estrecha entre las aceleraciones del crecimiento económico y la adopción de amplias reformas institucionales
    En las economías industrializadas, las innovaciones están asociadas directamente con el cambio técnico y la introducción de nuevos productos, en cambio en los países de desarrollo las innovaciones están asociadas con la difusión de tecnologías, productos y estrategias de mercadeo.
    Aunque tuvo algunos resultados positivos como los avances en el control de la inflación, el defícit fiscal se redujo y se logró expandir considerablemente las exportaciones, hubo también mediocres desempeños de las reformas estructuradas, como la tendencia a utilizar la tasa de cambio para estabilizar el nivel de precios ha contribuido a la dependencia del financiamiento y a la sobrevaluación recurrente de los tipos de cambio. Como resultado de esta dependencia, el crecimiento económico se ha vuelto cada vez más sensible a la inestabilidad de los flujos de capital.
    Podemos decir que los diferentes puntos del consejo de Washington no pueden ser aplicados a las economías latinoamericanas, ya que como mencionamos anteriormente las características de cada país son diferentes; culturales, geográficas, sociales, políticas, entre otras.
    También podemos concluir que las reformas estructurales de éste Consenso, que, aunque el objetivo era ayudar al desarrollo de las economías latinoamericanas, fueron hechas por un autor que vivía una realidad diferente a la que viven los diferentes países latinoamericanos y las reformas no se pueden aplicar completamente.

    • *FLORES VAZQUEZ MONICA NOEMI
      *HERNANDEZ ALONSO SUSANA MARISOL
      *PERALTA VILLEGAS JORGE
      *SALCEDO GÒMEZ ALEJANDRA

      MÁS ALLÀ DEL CONSENSO DE WASHINGTON

      Latinoamérica sufrió una crisis que dejó la región con una gran necesidad de implementar reformas económicas y obtener ayuda externa. Por lo tanto, los líderes técnicos y políticos de Latinoamérica adoptaron completamente lo que ahora llamamos el Consenso de Washington, término acuñado por Williamson (1990), muy pronto su uso trascendió, para pasar a emplearse como un sinónimo de “neoliberalismo”.
      El consenso de Washington no resulto positivamente como se esperaba, si no acarreo más problemas económicos.
      Como nos menciona la lectura, podemos decir que no ha sido la primera vez que América Latina ha sido golpeada por crisis, pero sí indica la necesidad de hacerla menos vulnerable, que es esencialmente una tarea de la política macroeconómica. Un paso importante sería hacer la política fiscal anticíclica en vez de procíclica.
      Adicionalmente, existe un mercado donde ha existido muy poca liberalización en el mercado laboral. El resultado es que la mitad de la población trabaja en el mercado informal. Creemos que sería mucho más positivo reducir las exigencias de los contratos laborales formales a un nivel realístico, de manera que una proporción más amplia de los trabajadores recibiera beneficios básicos como seguros de salud, derechos de pensión y alguna forma de protección contra el desempleo; y que los obstáculos a la expansión del empleo formal fuesen reducidos.
      Hay varias lecciones o verdades que se aprendieron gracias al consenso, donde hoy existe un consenso generalizado que mantiene que los países deben enfocar sus programas en la justicia, la equidad y en una mejor distribución de ingreso como el objetivo primordial y no solamente como condición previa para mantener un crecimiento sostenido. Hay consenso que se necesita imponer más impuestos a los ricos y gastar mejor en ayudar a los pobres.
      Podemos resaltar la liberación económica, con esto se pretendía reforzar la fuerza del mercado, pero solo otorgo importancia a las políticas económicas que tienen que ver con la distribución de la riqueza y el ingreso, dejando aun lado la participación de la política social, por lo que las reformas produjeron un mínimo desempeño económico y el deterioro distributivo se vio desigual en los países desarrollados y en vías de desarrollo.
      Este Consenso tenia como finalidad incrementar la economía en América Latina, pero en el auge de este sistema neoliberal se esperaba el alcance de un buen nivel económico, y la repuesta fue contraria ya que creció muy poco a diferencia de otros continentes, entonces las deficiencias fue en primer lugar que se creía en que a mayor productividad en el sector internacional este se iba a difundir y el crecimiento se daría de manera rápida, pero lo que sucedió fue de que solo las grandes empresas se integraron y desplazaron a las de restructuración. Otro aspecto que trajo el sistema neoliberal fue la configuración hacia políticas procíclicas y a nuestra forma de ver, desestabiliza, por tal razón se crea una dependencia la cual si no hay una buena estabilidad interna la crisis afectara a la nación. Un buen camino que se propone es rescatar el papel de políticas anticíclicas, para las cuales el apoyo de los países desarrollados es indispensable ya que el sistema globalizado pone barreras pero es función de las instituciones internacionales de actuar para generar esa estabilidad en los países y por último, la participación del Estado como un actor regulador del mercado y de la distribución de la riqueza.

  4. Avendaño Martínez Viridiana dijo:

    Más allá del Consenso de Washington
    Itzel Delgadillo
    Fernanda Padilla
    Miriam Gonzáles
    Patricia Quintanar
    Titania Aburto
    Vera Urtaza
    Viridiana Avendaño
    Es importante decir que a pesar de que exista un plan económico enfocado a que todos los países avancen juntos, este no siempre lo hará por lo conflictivo que puede ser lograr uniformidad en la economía mundial, ya que no todos los países cuentan con las mismas capacidades o materia prima, servicios o desarrollo.
    Como nos dice la lectura todo empieza con una política de liberación económica promovida por instituciones financieras internacionales con el fin de reformar estructuras, extender el papel de las fuerzas de mercado y una industrialización dirigida por el Estado.
    El consenso de Washington no toma en cuenta el papel de las instituciones en el desarrollo económico y tendió a minimizar el de la política social.
    Se entiende que dichas reformas han ocasionado problemas que necesitan una solución como:
    -El pobre desempeño económico.
    -Deterioro distributivo.
    -No aceptar que no solo existe un camino para el desarrollo.
    La falta de atención en la intervención política para el desarrollo del sector productivo supondría aceleraría el crecimiento e incentivaría a la inversión extranjera, pero por la visión jerárquica en relación entre políticas económicas y sociales, dejaría a las sociales en un claro atraso, así como en el olvido al hecho de que los ciudadanos deben elegir a las instituciones sociales que más les convengan.
    Para lograr un avance y una estabilización es de vital importancia entender la dinámica que impulsa al crecimiento con equidad y facilitar la diversidad institucional.
    Al América Latina adoptar políticas de liberación económica se logran avances en el control de inflación por un lado, pero por otro los déficit fiscales disminuyen, logrando una mayor confianza en autoridades y así mas bancos centrales de autocontrol, siendo América Latina una potencia manufacturera esto le permite exportar a Estados Unidos y quedar como un proveedor de materia prima y recursos naturales, dejando a un lado la industrialización, con lo que podemos explicar el receso que se vive en nuestros días. A pesar de contar con servicios tales como turismo, transporte y energía esto no se ve reflejado en el PIB o en un incremento en su productividad, pero si en la falta de industria dirigida por el Estado, lo cual solo logra una petición por la liberación de las fuerzas de mercado, puesto que el deterioro solo lleva a que la sustitución de importaciones decline por la falta de exportación que impide un equilibrio.
    Esto desencadena que el cierre de la brecha tecnológica este más relacionada con el crecimiento económico en un sector y en un país particulares, con lo que se llega a la conclusión de que a mayor crecimiento mayor productividad, que supondría lograría expandirse por el mundo, que de los países desarrollados llegaría a los menos desarrollados, pero paso lo contrario, hubo una dispersión de niveles de productividad relativos dentro de la economía, ya que al estructurar no se contemplo una correcta distribución hacia los sectores dinámicos, teniendo como resultado más des empleo en América Latina.
    La dependencia de América Latina fue creciendo por este deterioro, lo cual le ha dejado vulnerable a la inestabilidad de los flujos de capital, dependiente del tipo de cambio para subsistir, el cual si fuera estable daría una promesa de certidumbre, pero más bien ha creado mercados laborales débiles.
    Sin embargo en esta lectura se trataron de explicar los problemas fundamentales del Consenso de Washington, pues se considera que uno de los factores de gran relevancia que se han visto involucrados en la disfunción de dicho congreso es la falta de atención a las repercusiones que pueden tener las intervenciones de la política en el sector productivo, esto con la finalidad de inducir la inversión y tratar de acelerar el crecimiento. Pues se ha tenido una clasificación jerárquica entre las políticas económicas y las sociales, dándole mayor preferencia a las primeras, olvidando que son los ciudadanos los que deberían elegir las instituciones económicas y sociales de su preferencia.
    Esto ha traído como consecuencia el que el crecimiento económico se haya alentando y haciéndose inestable, traduciéndose en mercados laborales en extremo débiles, provocando a su vez la escases de empleos en América del Sur.
    De acuerdo a nuestro punto de vista es notable que la restructuración solo haya desfavorecido a América Latina, que ahora carece de las herramientas y capital para lograr sostener a su población y darle los mínimos servicios. Se ha presentando un frustrante desempleo económico y, por lo que coincidimos en que se debe rescatar el papel de la políticas de la macroeconómica que sean apropiadas para países en desarrollo. Requiriendo una combinación de un conjunto de políticas de acuerdo a la capacidad institucional de cada país. Por ello es esencial la cooperación a nivel internacional con el propósito de superar todas estas adversidades, pues el análisis de esta multiplicidad de problemas hace ver la importancia que tiene el entrelazar el desarrollo económico con el desarrollo social. Estos son unos de los múltiples factores que lanzan una explicación de por qué una minoría en América Latina apoyan este tipo de pensamientos

  5. Carolina Alonso Romei dijo:

    *Alonso Romei Carolina
    *Alonso Romei Valeria
    *Carreón Cornejo Karla Berenice
    *López Lara V. Joyce
    *Saldaña Rivera Caludia

    A partir de la crisis del 80 se da la liberación del mercado como respuesta para poder acelerar el crecimiento económico, pero esto no era lo más viable para los países sub-desarrollados por lo que “[…] el crecimiento económico se ha vuelto cada vez más sensible a la inestabilidad de los flujos de capital y por ende el crecimiento económico lento e inestable y los patrones estructurales adversos se han traducido en mercados laborales débiles.” Surge a la par la innovación de políticas sociales ya que no alcanzaban a cumplir las demandas en cuanto empleo y salarios.
    El mercado internacional evolucionó tanto que la liberalización financiera dejo a los países en vías de desarrollo y los sometió al riesgo de cambios procíclicos.
    A continuación una cita que lo explica mejor:
    “El mundo ha aprendido a Por ende, las políticas macroeconómicas preventivas, que se orientan a evitar la acumulación de deudas insostenibles de los sectores público y privado durante los períodos de euforia financiera, se han convertido en parte de la receta macroeconómica estándar, el papel principal de las instituciones financieras internacionales, desde el punto de vista de los países en desarrollo, es el de contrarrestar los efectos procíclicos de los mercados financieros.”
    Otra necesidad que existe es la de responder a tales cambios con una búsqueda de productividad y cambio técnico, entonces la industrialización es directamente proporcional a el cambio técnico y la introducción de nuevos productos, así como un cambio en la administración de las empresas, que a su ves sean eficientes y puedan generar más conocimientos.

    América Latina tuvo un desarrollo importante desde fines de la Segunda Guerra Mundial hasta la década de 1970 gracias al liderazgo de Raúl Prebisch , él hace una crítica al Consenso de Washington, es decir, “las políticas económica promovidas por las instituciones financieras como parte de su estrategia de reformas estructurales”[1]. Respecto a esto, se consideró como el mejor programa económico que los países latinoamericanos debían aplicar para impulsar su crecimiento. Sin embargo, éste listado de políticas económicas no tomaban en cuenta el papel de las instituciones en el desarrollo económico y se minimizó la política, por tanto, consideramos que es importante éste punto ya que posteriormente se desprenden problemas como la inestabilidad, el desequilibrio de crecimiento económico y bienestar social, la calidad de vida los ciudadanos en sí, entre otros, que se explican detalladamente en el texto y en el video.
    El comercio exterior tuvo un auge durante la década de los 80, el profesor José Antonio Ocampo , la inversión de los otros países trajo sus beneficios en principio que a la larga no se manifestaron en unas mejores condiciones para estos países, principalmente el Producto Interno Bruto . Consideramos que las cifras que se manejan en el texto explican de mejor forma las variaciones y el desequilibro que se dio entre la Balanza comercial y el crecimiento del PIB, ya que se puede ver como éste vínculo se deterioró en la década de 1970 y sigue así hasta 1990-1997.
    Por otro lado, la inflación y los déficits fiscales se controlaron y hasta redujeron, parecía que la situación mejoraba alrededor de los años 80, lo que brindó confianza a las autoridades macroeconómicas. Sin embargo, la mayor participación en los mercados mundiales y la atracción de inversión extranjera, no se reflejó en un crecimiento importante.
    Las economías de América Latina prosperaron en cuanto a sus exportaciones y sus transacciones internacionales, no obstante, se descuidaron los factores internos. La disminución de productividad también se relaciono con menores cambios tecnológicos y por tanto en menor producción.
    Un aspecto que nos pareció de suma importancia es el descuido a los aspectos sociales, es decir, los sistemas de seguridad social, se llegó a un punto en el cual éstos no podían responder al desempleo y a la pobreza, tal como se explica en el texto “tanto los sistemas de seguridad social tradicionales como las nuevas redes de protección social fueron incapaces de responder a las demandas suscitadas por la creciente inestabilidad del empleo y los salarios”[2] lo que significó el retroceso.
    Vemos entonces, que el Consenso de Washington fue como un medio para abrir el mercado laboral de las economías del mundo subdesarrollado a la explotación por parte de las compañías del primer mundo.
    [1] Ocampo José Antonio, Más allá del Consenso de Washington, Economía UNAM Vol. 3 Núm. 7, p. 7
    [2] íbidem. p. 13

    “Consenso de Washington”. Este término fue acuñado por Williamson (1990) para catalogar las políticas de liberalización económica promovidas por las instituciones financieras internacionales como parte de una estrategia de reformas estructurales, la intención de su autor fue que el término se utilizara como un sinónimo de “neoliberalismo”.
    El texto sostiene que los principales problemas del “Consenso de Washington” son los siguientes:

    “a) Su concepto restringido de estabilidad macroeconómica, un tema sobre el cual se han logrado algunos avances en los últimos años.
    b) Su falta de atención al papel que pueden cumplir las intervenciones de política en el sector productivo para inducir la inversión y acelerar el crecimiento.
    c) Su inclinación a sostener una visión jerárquica de la relación entre las políticas económicas y sociales, que adjudica a las segundas un lugar subordinado y, por último.
    d) Su tendencia a olvidar que son los ciudadanos quienes deben elegir las instituciones económicas y sociales que prefieren.”

    En tiempos recientes, América Latina se ha convertido en uno de los escenarios más importantes para la instrumentación de las políticas del “Consenso de Washington”. Esta región aceptó las políticas de liberalización económica desde mediados de los ochenta y en forma más temprana en algunos países. Sin embargo los avances en el control de la inflación es de los aspectos positivos que se destacan.
    Al final de este apartado del texto el autor menciona que el pésimo desempeño que caracterizó el período de reformas muestra tres supuestos básicos de los impulsores de dichas reformas (los cuales fueron totalmente erróneos).
    “El primero fue el postulado de que una baja inflación y un mejor control de los déficit presupuestarios asegurarían un acceso estable a los mercados de capital internacionales y un crecimiento económico dinámico. El segundo fue el supuesto de que la integración en el comercio mundial y en los flujos de inversión generaría externalidades positivas; de hecho, debido a la naturaleza de los procesos de integración inducidos por la liberación comercial, estas externalidades pueden haber sido negativas en términos netos. Por último, también resultó falso el supuesto de que una mayor productividad de las empresas y sectores más dinámicos se difundiría automáticamente en toda la economía, dando como resultado una amplia aceleración del crecimiento económico […]”
    El autor menciona que el concepto de estabilidad macroeconómica tuvo grandes cambios durante los últimos años. Durante los años de posguerra (que estaban dominados por el pensamiento keynesiano) se definió en términos de empleo y crecimiento económico, estabilidad que venía con una baja inflación, además de deudas externas que si eran sostenibles.
    Sin embargo el manejo de las políticas macroeconómicas anticíclicas no es sencillo, ya que los mercados financieros generan fuertes incentivos para seguir reglas procíclicas de política. Además, de que la globalización pone límites objetivos a la autonomía de la política macroeconómica nacional. Es por esto que es esencial que la cooperación internacional en el ámbito macroeconómico sea diseñada con el objetivo de superar estas limitaciones.
    Originalmente el “Consenso de Washington” tenía un énfasis limitado en política social y no ponía atención en la distribución de riqueza e ingreso, o en los efectos distributivos de las reformas de mercado.
    El autor concluye con que “Las controversias sobre las virtudes de instituciones económicas diferentes denotan el hecho de que los economistas están profundamente ocupados en debates ideológicos que deben y pueden ser resueltos únicamente en la esfera de la democracia. El papel de la cooperación internacional o de las tecnocracias –o de los mercados internacionales– no es el de promover y, aun menos, el de dictar un modelo dominante de organización económica y social”
    Las propuestas de los neoliberales hicieron frente al problema del subdesarrollo, por lo que sintetizaron todos los puntos, en lo que se conoce como Consenso de Washington.

    A principios de los noventa ya existía en los organismos internacionales con sede en Washington (FMI y Banco Mundial, particularmente), en las administraciones dependientes de la Casa Blanca (el Tesoro y el Departamento de Estado de los Estados Unidos, particularmente) y en los ministros de economía del G-7 y los presidentes de los veinte mayores bancos internacionales (con gran influencia en las instituciones anteriores), una especie de consenso sobre la naturaleza de la crisis latinoamericana y sobre las reformas que debían aplicarse para superarla.
    Esta concepción común en las instituciones con peso internacional localizadas en Washington fue recogida por John Williamson en un libro, compilatorio de las ponencias de un seminario internacional, titulado Latin American Adjustment, publicado en 1990. Este documento recoge una adecuada síntesis del pensamiento neoliberal de los noventa, bajo la expresión del Consenso de Washington.
    Tres son los elementos centrales del citado consenso: el diagnóstico de la crisis de los países latinoamericanos, que habían aplicado las políticas de industrialización por sustitución de importaciones, las recomendaciones de políticas económicas a aplicar a corto plazo y las recomendaciones de políticas de reforma estructural.
    Por lo que se refiere al diagnóstico de la crisis, las causas que los neoliberales encontraron fueron esencialmente dos. La primera, el excesivo crecimiento del Estado, del proteccionismo, de la regulación y del peso de las empresas públicas, numerosas e ineficientes. La segunda, el llamado populismo económico, consistente en la incapacidad de los gobiernos para controlar tanto el déficit público como las demandas de aumentos salariales del sector público y del sector privado (Williamson, 1990, pp. 7-20).
    Las políticas recomendadas a corto plazo, o políticas de estabilización, estaban destinadas a combatir el populismo económico y alcanzar el equilibrio fiscal y la estabilización y eran las siguientes (Williamson, 1990, pp. 7-20):
    a) una auténtica disciplina fiscal que permitiese reducir el déficit público;
    b) un cambio en las prioridades del gasto público, eliminando los subsidios y redirigiendo parte de esos recursos hacia la educación y la sanidad;
    c) una reforma tributaria basada en aumentos de los impuestos, sobre una base amplia y con tipos marginales moderados;
    d) la determinación por el mercado de los tipos de interés, de forma que éstos fuesen positivos;
    e) y la determinación, también por el mercado, del tipo de cambio, de forma que éste fuese competitivo.
    Las políticas de reforma, o de ajuste estructural, pretendían generar un modelo de desarrollo orientado hacia el mercado y se basaban en la reducción del Estado, la liberalización del comercio internacional y la promoción de las exportaciones. Las recomendaciones en este campo fueron las siguientes (Williamson, 1990, pp. 7-20):
    a) la liberación del comercio y su orientación hacia el exterior, eliminando cualquier tipo de barrera arancelaria y no arancelaria;
    b) la atracción de inversiones extranjeras, eliminando cualquier tipo de restricción;
    c) la privatización de las empresas públicas;
    d) la desregulación de las actividades económicas;
    e) y la firme garantía del derecho de propiedad.
    La implementación de políticas reformistas tendentes a la liberalización de la economía en países subdesarrollados, particularmente latinoamericanos, ha permitido que se vaya configurando en el plano teórico un modelo de desarrollo orientado hacia el mercado, denominado por algunos autores como el nuevo modelo económico, del cual el caso chileno es el principal exponente. Las políticas reformistas se articulan alrededor de cinco ejes, el primero, la liberalización del comercio exterior, el segundo, la liberalización del sistema financiero, el tercero, la reforma del Estado, el cuarto, la reforma del mercado de trabajo y el quinto, la atracción de capitales extranjeros (Bulmer-Thomas, 1996, pp. 295-312).
    El Consenso de Washington y el modelo reformista de desarrollo derivado de él, asumen que, una vez que las economías sean estabilizadas, liberalizadas y privatizadas, éstas retomarán la senda del desarrollo; dicho desarrollo vendría dado por la restauración de un crecimiento sostenido, cuyos efectos se irían distribuyendo por toda la economía y por toda la sociedad, mejorando el nivel y la calidad de vida de la población.

    “La comunidad internacional debería considerar esas estrategias como un ingrediente esencial del desarrollo exitoso y seguir buscando instrumentos para poner en práctica aquellas estrategias que no degeneren en una competencia estéril reformas no son suficientes .”
    A continuación una breve conclusión en palabras del autor:
    “En un medio macroeconómico inestable, la flexibilidad adicional puede derivar en un marcado deterioro de la calidad del empleo, con beneficios poco claros en la cantidad del empleo formal, que es su objetivo principal.
    En vista de los lazos cruciales que existen entre el desarrollo económico y el desarrollo social, es necesario diseñar marcos integrados de política, que tomen en cuenta tanto los vínculos entre las diferentes políticas sociales, como aquellos que se establecen entre las políticas y objetivos económicos y sociales. Más y mejores instituciones.”
    Por lo tanto el autor concluye diciendo que el eje central de todo lo anteriormente dicho gira en torno a la democracia ya que es un medio que de alguna manera garantiza la resolución de los problemas en dicha esfera.

  6. *FLORES VAZQUEZ MONICA NOEMI
    *HERNANDEZ ALONSO SUSANA MARISOL
    *PERALTA VILLEGAS JORGE
    *SALCEDO GÓMEZ ALEJANDRA

    MÁS ALLÀ DEL CONSENSO DE WASHINGTON
    En la lectura de El consenso de Washington muestra las políticas económicas que se han llevado los últimos años en América Latina especialmente. Plantea la alternativa que hemos estado viendo en clase, la cual es tener una economía donde el Estado tenga un papel mas importante y decisivo en las políticas económicas. A lo largo de la lectura nos menciona varios términos económicos que caracterizan a las economías neoliberales y nos dice que esta no es tan eficiente. Las razones las que nos plantea principalmente son: que las instituciones del Estado son ineficientes y representan obstáculos para el crecimiento económico y que la economía no ha sido liberalizada del todo.
    Latinoamérica sufrió una crisis que dejó la región con una gran necesidad de implementar reformas económicas y obtener ayuda externa. Por lo tanto, los líderes técnicos y políticos de Latinoamérica adoptaron completamente lo que ahora llamamos el Consenso de Washington, término acuñado por Williamson (1990), muy pronto su uso trascendió, para pasar a emplearse como un sinónimo de “neoliberalismo”.
    El consenso de Washington no resulto positivamente como se esperaba, si no acarreo más problemas económicos.
    Como nos menciona la lectura, podemos decir que no ha sido la primera vez que América Latina ha sido golpeada por crisis, pero sí indica la necesidad de hacerla menos vulnerable, que es esencialmente una tarea de la política macroeconómica. Un paso importante sería hacer la política fiscal anticíclica en vez de procíclica.
    Adicionalmente, existe un mercado donde ha existido muy poca liberalización en el mercado laboral. El resultado es que la mitad de la población trabaja en el mercado informal. Creemos que sería mucho más positivo reducir las exigencias de los contratos laborales formales a un nivel realístico, de manera que una proporción más amplia de los trabajadores recibiera beneficios básicos como seguros de salud, derechos de pensión y alguna forma de protección contra el desempleo; y que los obstáculos a la expansión del empleo formal fuesen reducidos.
    Hay varias lecciones o verdades que se aprendieron gracias al consenso, donde hoy existe un consenso generalizado que mantiene que los países deben enfocar sus programas en la justicia, la equidad y en una mejor distribución de ingreso como el objetivo primordial y no solamente como condición previa para mantener un crecimiento sostenido. Hay consenso que se necesita imponer más impuestos a los ricos y gastar mejor en ayudar a los pobres.
    Podemos resaltar la liberación económica, con esto se pretendía reforzar la fuerza del mercado, pero solo otorgo importancia a las políticas económicas que tienen que ver con la distribución de la riqueza y el ingreso, dejando aun lado la participación de la política social, por lo que las reformas produjeron un mínimo desempeño económico y el deterioro distributivo se vio desigual en los países desarrollados y en vías de desarrollo.
    Este Consenso tenia como finalidad incrementar la economía en América Latina, pero en el auge de este sistema neoliberal se esperaba el alcance de un buen nivel económico, y la repuesta fue contraria ya que creció muy poco a diferencia de otros continentes, entonces las deficiencias fue en primer lugar que se creía en que a mayor productividad en el sector internacional este se iba a difundir y el crecimiento se daría de manera rápida, pero lo que sucedió fue de que solo las grandes empresas se integraron y desplazaron a las de restructuración. Otro aspecto que trajo el sistema neoliberal fue la configuración hacia políticas procíclicas y a nuestra forma de ver, desestabiliza, por tal razón se crea una dependencia la cual si no hay una buena estabilidad interna la crisis afectara a la nación. Un buen camino que se propone es rescatar el papel de políticas anticíclicas, para las cuales el apoyo de los países desarrollados es indispensable ya que el sistema globalizado pone barreras pero es función de las instituciones internacionales de actuar para generar esa estabilidad en los países y por último, la participación del Estado como un actor regulador del mercado y de la distribución de la riqueza.

    Profesor: La opinión por equipo, ya la habiamos mandado, pero no la publiico

  7. *FLORES VAZQUEZ MONICA NOEMI
    *HERNANDEZ ALONSO SUSANA MARISOL
    *PERALTA VILLEGAS JORGE
    *SALCEDO GÓMEZ ALEJANDRA

    10 PRINCIPIOS DE LA ECONOMIA

    Nos pareció que el primer capítulo de los diez principios de economía, son bastante explícitos y pudimos comprender adecuadamente cada concepto.
    Pudimos resaltar puntos importantes los cuales, el término económico, que es el que proviene de la palabra griega el que administra un hogar, es decir es el estudio del modo en que la sociedad gestiona sus recursos escasos.
    Los individuos se enfrentan a disyuntivas en el cual pueden tomar 2decisiones.
    *La sociedad también se enfrenta a una disyuntiva como son:
    a) Eficiencia: Propiedad según la cual la sociedad aprovecha de la mejor manera los rr.ee y se refiere al tamaño de la tarta económica.
    b) Equidad: Propiedad según la cual la prosperidad económica se distribuye equitativamente entre los miembros de la sociedad y se refiere a cómo se reparte la tarta.
    * El coste de una cosa es aquella a lo que se renuncia para conseguirla: Los individuos deben comparar los costes para tomar decisiones y los beneficios de las distintas posibilidades.
    * Las personas racionales piensan en términos marginales.
    Para tomar decisiones hay que comparar los beneficios marginales y los costes marginales. Los individuos y empresas pueden tomar mejores decisiones pensando en términos marginales. Una persona toma una decisión racional si y sólo si el beneficio marginal es superior al coste marginal.
    * Los Individuos responden a incentivos,los individuos responden a incentivos.
    *El comercio puede mejorar el bienestar de todo el mundo.Por competencia las empresas se ven beneficiadas. El comercio entre dos pases puede mejorar el bienestar de los dos.
    * Los mercados normalmente constituyen un buen mecanismo para organizar la actividad económica.
    Nos pareció muy interesante La Mano Invisible (Smith): Smith afirma que los participantes en la economía son movidos por el interés personal y que “la mano invisible” del mercado lleva a este interés personal a promover el bienestar económico general. Cuando un gobierno impide que los precios se ajusten a las condiciones naturales de la oferta y demanda, impide que la mano invisible coordine a los millones de hogares y empresas que constituyen la economía. Este enunciado explica por qué los impuestos afectan negativamente a la asignación de los recursos: los impuestos distorsionan los precios y, por lo tanto, las decisiones de hogares y empresas.
    * El estado puede mejorar a veces los resultados del mercado
    Existen dos grandes razones por las que el estado interviene en la economía: para fomentar la eficiencia y la equidad.
    * El nivel de vida de un país depende de su capacidad para producir Bienes y servicios.
    *. Los precios suben cuando el gobierno imprime demasiado dinero.
    *.La sociedad se enfrenta a una disyuntiva a corto plazo entre inflación y el desempleo.

  8. Opinión: Los 10 Principios de la Economía

    Míriam Mercedes González Chávez

    La lectura me ha llevado a identificar que la Economía, más allá de ser cifras, números, estadísticas, indicadores, etc., representa y se construye por todas las acciones colectivas e individuales de la sociedad, como son las decisiones y la interacción de los individuos.

    En este sentido, cuando los individuos toman sus decisiones se encuentran con disyuntivas, costos, términos marginales e incentivos, que inciden directamente en la Economía. Sin embargo, considero que existe un serio problema cuando la sociedad se enfrenta a la disyuntiva “eficiencia y equidad”, que son objetivos que entran muchas veces en conflicto cuando se elabora la Política Económica. Esta situación es insostenible, ya que el reparto equitativo de la riqueza debe ser uno de los pilares fundamentales para elaborar política económica, y precisamente, es uno de los mayores problemas de las economías de los países subdesarrollados, en donde no hay equilibrios, la riqueza esta muy mal distribuida. No por nada adquieren esa categoría de países “subdesarrollados”.

    Así mismo, en el sentido de cómo actúan los individuos como un factor determinante de la Economía, puedo mencionar que los mercados por si solos no pueden ser un buen mecanismo para organizar la actividad económica, por un lado por que esto solo puede funcionar para ciertos países y no para todos, ya que la realidad económica política y social de cada país es distinta, y por otro lado por que el mercado siempre va a dejar de lado aspectos sociales que solo el Estado es capaz de atender, de lo contrario, se originan fallas en las sociedades que a larga son insostenibles y que terminan en cataclismos y en derrumbes de los modelos económicos.

    En cuanto al Estado, considero que este es el único ente que puede fomentar la eficacia y la equidad económico-social, lo cual es algo que nunca van a alcanzar los mercados por sí solos. Solo el Estado puede sacar adelante proyectos y políticas económicas en función de las necesidades y urgencias sociales. Por lo cual considero que para que cualquier modelo económico funcione eficazmente y sin manifestar fallas es necesaria una armonía y un equilibrio entre el Estado, el mercado, el comercio y las necesidades sociales.

    Ahora bien, en cuanto al funcionamiento de la Economía y la capacidad productiva de los países, la inflación y el desempleo, considero importante abordar la cuestión de la productividad, la cual se relaciona directamente con el nivel de vida de la sociedad, por lo que considero que México requiere elaborar un proyecto nacional en el que se les proporcione un apoyo importante a las PyMes y se impulse la productividad y el empleo en el país, lo cual permitiría elevar el nivel de vida de la sociedad mexicana y que México fuera más competitivo en los mercados internacionales, y aprovechara las oportunidades de los tratados de libre comercio como el TLCUEM, en donde México podría negociar la participación significativa de las unidades productivas mexicanas en la Unión Europea.

    Finalmente, considero que México tiene una posición geopolítica privilegiada, ya que puede convertirse en un puente hacia el Norte y el Sur del continente americano; cuenta con valiosos recursos naturales y tiene una población joven. Sin embargo, no se ha alcanzado suficiente competitividad por el mal manejo de las políticas públicas; una mala distribución de la riqueza; poca atención a la educación y desarrollo, empleo calificado, modernización de la planta productiva y por la mala administración del gobierno. Se requiere que los círculos gubernamentales y empresariales de México hagan suyo el concepto de competitividad internacional y además es precisa una participación de las PyMes en actividades vinculadas con el sector exportador. Así como es necesario seguir el ejemplo de la Unión Europea en cuanto a límites en la inflación, déficit y deuda pública.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: